jueves, 22 de marzo de 2018

Judas Priest - Firepower


Vivimos tiempos convulsos en el heavy metal. Cada vez son más las bandas míticas que deciden retirarse (algunas alargando cual chicle sus giras de despedida), otras desapareciendo y otras viviendo de sus éxitos pasados sin aportar apenas nada nuevo a la escena. Con suerte, todavía resisten bandas que se niegan a ser una vieja gloria o un grupo de grandes éxitos y continúan en la brecha editando discos nuevos a la par que notables, y Judas Priest es uno de esos ejemplos.

Si bien la noticia de que Glenn Tipton abandona las giras por su avanzada enfermedad de Parkinson ha caído como un jarro de agua fría sobre todos los seguidores de Judas Priest, la decisión de continuar pese a que ya no están los dos hachas de la formación británica es loable pese a algunas críticas, pero el show debe continuar y Halford, Travis, Hill y Faulkner están dispuestos a seguir peleando por el heavy metal y con un nuevo disco bajo el brazo, Firepower, el álbum número 18 de su carrera y en mi opinión el más variado y convincente desde el retorno de Rob Halford.

Son varios los factores que hacen de Firepower uno de los mejores trabajos de Priest en años. Para empezar, la implicación de Halford, Faulkner y Tipton en la composición de las canciones, siendo Faulkner ya un miembro de pleno derecho y que aporta nuevas ideas al combo y que pese a que se sigue echando en falta a K.K. Downing, ha sabido ganarse el respeto de los seguidores. El segundo factor es la producción del álbum, donde han vuelto a contar con Tom Allom, quien ya trabajó anteriormente con Priest y Andy Sneap, quien ha hecho excelentes trabajos con Saxon o Accept y que además de dotar al disco de un gran sonido, está siendo el encargado de suplir a Tipton en la gira bajo la petición del guitarrista.

Centrándonos en el álbum, encontramos temas variados, que recorren partes de la discografía del grupo pero sonando en todo momento compactos. Está claro que a estas alturas no podemos esperar un disco a la altura de Defenders Of The Faith, British Steel o Painkiller, pero siendo los tiempos que corren, estamos ante un trabajo que sin duda sorprenderá y convencerá al fan de Judas Priest. No hay que olvidar que Rob Halford ya cuenta con 66 años y que sus agudos ya no alcanzan los registros de antaño, pero sigue cantando como el Metal God que es y defendiendo las nuevas canciones con mucha solvencia.

El mayor ejemplo de lo que digo es cuando suena Firepower, tema homónimo y que abre el disco. Sólo con escuchar el riff inicial uno ya adivina que estamos ante un disco de Judas Priest y el grito de Halford nos zambulle en un tema muy cañero con un estribillo pegadizo y con unos solos de guitarra con ciertos ramalazos del Painkiller. The Priest is back!

Lightning Strike es más acelerada y cuenta con las guitarras más afiladas del disco. Travis está demoledor tras los parches y Halford como siempre se adueña del tema con su chorro de voz. Seguro que en directo no va a decepcionar. Evil Never Dies continúa con el heavy metal canónico de Priest, siendo esta vez más denso y calmado, con Halford empleando registros más graves y arremetiendo en el estribillo, más directo. Destacar los solos de guitarra y la parte central del tema, más oscura y que llama la atención.

El inicio de Never The Heroes, con presencia de sintetizadores recuerda a Turbo, dando paso a un medio tiempo melódico donde la fuerza reside en el estribillo y que cuantas más veces se escucha, más gana. Con Necromancer pasamos a un heavy metal más oscuro, con coros épicos y con ciertas reminiscencias al álbum Ram It Down. El estribillo está hecho para ser coreado y por fin encontramos un duelo de guitarras entre Tipton y Faulkner, un elemento que nunca puede faltar en un disco de Judas Priest.

Children Of The Sun tiene un riff inicial muy pegadizo con guitarras pesadas que se arrastran trayendo ese heavy metal primigenio de los primeros Black Sabbath. Guardians es una breve intro muy épica con presencia del piano acompañado por guitarras dobladas que sirve para presentar Rising From The Ruins, también épica, solemne que cuenta con una base rítmica muy poderosa (buen trabajo de Hill y Travis) El estribillo da la subida de intensidad al tema. Atentos al solo de guitarra, uno de los mejores de Firepower.

Con Flame Thrower nos encontramos con el que es seguramente el corte más flojo del álbum. Bastante simple en su composición, con un riff de guitarra muy básico y estribillo poco convincente. Halford consigue salvarla gracias a su registro, que recuerda en momentos al disco Screaming For Vengeance. Por su parte Spectre tira hacia derroteros más modernos pero sin perder la esencia de Priest. Las guitarras se adueñan de la canción y son el punto fuerte del tema con sus excelentes solos con partes dobladas.

Traitors Gate es la sorpresa del disco, pasa de un arpegio a uno de los riffs más heavys del álbum, un tema que era necesario para recuperar la fe de aquellos que aseguran que a estas alturas Judas Priest no pueden ofrecer nada. Aquí Halford parece rejuvenecido. Sin duda uno de los mejores cortes del disco. No Surrender es más enérgico con Halford desprendiendo feeling mientras que Lone Wolf vuelve a recordarnos a Black Sabbath con esos riffs pesados y oscuros, siendo otro corte prescindible.

Para terminar nos ofrecen Sea Of Red, una balada con partes acústicas, muy íntima y calmada con un Rob Halford que derrocha feeling para despedir el álbum.

Que en 2018 Judas Priest sigan en la brecha, sin acomodarse y ofreciendo material nuevo y más que aceptable es todo un regalo para los fans. En mi opinión su mejor trabajo desde el regreso de Halford junto a Angel Of Retribution. Buenos temas, excelente producción y todos los elementos que Judas Priest llevan ofreciendo desde hace décadas. Sólo queda disfrutarlo.

Discográfica: Sony Music


Formación

  • Rob Halford - Voz
  • Glenn Tipton - Guitarra
  • Richie Faulkner - Guitarra
  • Ian Hill - Bajo
  • Scott Travis - Batería


Tracklist
  1. Firepower
  2. Lightning Strike
  3. Evil Never Dies
  4. Never The Heroes
  5. Necromancer
  6. Children of the Sun
  7. Guardians
  8. Rising From Ruins
  9. Flame Thrower
  10. Spectre
  11. Traitors Gate
  12. No Surrender
  13. Lone Wolf
  14. Sea Of Red

Puntuación: 8.25/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario